Es una formación arbórea vegetal característica que mantiene sus hojas secas, sin perderlas, hasta el surgimiento del nuevo brote.Aparece como transición entre el bosque caducifolio y el bosque esclerófilo mediterráneo, dándose en zonas de montaña como la ladera sur de la Cordillera Cantábrica o el Sistema Central. Las especies vegetales que forman el bosque marcescente son fundamentalmente el quejigo y el roble rebollo o melojo.

marcescenteP010911_17.193.jpg
Hoja marcescentes de roble rebollo o melojo